Cuando uno se decide de una vez por todas a obtener más visitas a su tienda, o a conseguir más ventas, acaba preguntándose cómo administrar una página de FaceBook.

Y es que, ésta red social, además de servir para enseñar fotografías personales a nuestros amigos y familiares, también sirve de escaparate.

Pero no todo el mundo sabe diferenciar una página en FaceBook y un perfil del mismo.

Diferencia entre perfil de facebook y de marca

Muchas veces me he topado con que las personas tienen página en FaceBook pero sube las fotografías del negocio a su página personal.

Y bueno, no está mal, pero, esas fotografías acabarán enterradas entre multitud de otras publicaciones. Que si gatitos adorables, que si bebés riéndose… Y en nuestro negocio, no queremos acabar mareando a nuestro público.

Entonces, me preguntáis ¿Qué sería lo correcto? Pues bien, lo suyo sería publicar esa entrada y luego compartirla con nuestro perfil privado. De ésta forma estamos dando a conocer a nuestros amigos y familiares productos, que, seguramente, no conozcan.

También conseguiremos que esa fotografía perdure en nuestra página de FaceBook. Esto es uno de los muchos consejos sobre cómo administrar una página de FaceBook

Subir más fotografías a Facebook

Una de las reglas de un vendedor nato, es ser más cansino que el afilador que se pasea por las calles. Pues bien, en esta red social hay que conseguir más o menos lo mismo.

Necesitamos crear post de calidad, que resalten, para causar la necesidad de obtener nuestro producto. Además, deberemos hacerlo de forma periódica, no una vez al año. 

Publicar «estados» por publicar, no conseguiremos lo que realmente nos proponemos. Los estados que debemos publicar, deben entrar por los ojos, y en ésta red social lo que más nos llama son las imágenes.

Ergo, si tiene una joyería, sería muy bueno hacer una fotografía de la joya ya puesta. Demostrar lo bien que queda, y sobretodo, crear la necesidad de adquirir el producto.

Debemos publicar con cierta frecuencia en nuestra página de FaceBook, pues muchas veces no siempre llegan a todos nuestros contactos. Y, por favor, si hacéis una fotografía al escaparate de vuestro negocio, no salgáis en el reflejo.

El resultado será mucho mejor con una fotografía clara y nítida. FaceBook vende mucho por las imágenes.

También recomiendo que el texto sea breve y de calidad, que diga lo que tiene que decir, y no rellenéis párrafos por rellenar, que esto no es un examen donde tienes que demostrar que entiendes del tema.

¿Y los hastag?

Es una incógnita que no todos conocen. Los hastag en cada red social funcionan de una manera muy distinta, pero, en resumidas cuentas, sirve para que encuentren tus entradas, post, fotos o microblogs.

También me gustaría añadir que, realmente, poca gente usa los hastag en ésta red social. Son más usadas en Twitter o Instagram.

No obstante, nunca está de más añadir un par de ellos al final del texto.

Métodos de difusión en Facebook

Dichas publicaciones no sólo se pueden publicar en nuestros perfiles privados, si no que también podemos publicarlas en grupos.

Lo más óptimo es buscar grupos afines a nuestros productos. Si somos una agencia de publicidad, un buen grupo es uno de empresas.

Invitad a vuestros contactos a vuestra página de Facebook para mantenerlos informados sobre las últimas ofertas para así causar más interés.

En conclusión…

Como podéis ver, realizar las publicaciones en la página en vez de nuestro perfil privado causa numerosas ventajas además de ser más organizados.

Espero que os haya gustado esta entrada sobre cómo administrar una página de FaceBook.

Y recordad, el uso correcto de las redes sociales es uno de los métodos SEO más usados para poder posicionar y dar a conocer nuestra marca o empresa.

 

Call Now Button