En la siguiente entrada de blog os explicaré cómo optimizar los enlaces internos

La mayoría no sabe qué es un enlace, y mucho menos, cómo optimizar los enlaces internos. Y es que, cuando uno se inicia en el mundo del negocio online, existen distintos conceptos que no entendemos.

El mundo está cambiando,  es lo que obliga a muchas personas a dar el salto tecnológico para poder seguir adelante.

¿Qué es un enlace?

Básicamente, un enlace, es donde tu haces clic (o tocas con tu dedo índice en dispositivos móviles) y automáticamente te lleva a un sitio distinto (te redirige).

Siempre le digo a la gente que los enlaces son como las direcciones de los hogares, pero en este caso, el ratón o tu dedo es el coche y la dirección es el enlace.

En realidad existen dos tipos: Los internos y los externos. Pero para no enrrollarme demasiado, os explicaré qué son los internos y su uso.

¿Qué es un enlace interno?

La definición de enlace que he usado con anterioridad, es buena. Pero con la variación que los internos, serían como las direcciones de los pueblos. 

Todas las calles del pueblo serían las internas, y las direcciones externas sería el mundo que lo rodea. Pues bien, en este caso el pueblo es nuestra web, y las direcciones son los enlaces (en mi caso mi web es beaspaces.com, y un enlace interno sería beaspaces.com/portafolio).

¿Qué importancia tienen?

Es una buena forma de proporcionar a su lector más información sobre el tema que está redactando.

Tenga en cuenta, que la mayoría de la gente que abre un enlace en una web, no conoce todo el contenido de la misma.

Tampoco nos podemos olvidar del señor Google, que debemos caerle bien y es como decirle «Oye señor Google, que mi web tiene contenido y sobre un tema específico» para que nos de un poquito de visibilidad y a la vez, le das más facilidad a la hora de navegar en el blog.

¿Cómo optimizar los enlaces internos?

Para ser sinceros, cuando uno empieza, no siempre tiene entradas o blogs en común.

Pues bien, en caso de que su entrada no tenga (por el momento) un enlace interno con otra entrada, no te olvides y anótalo. Seguramente, no pasado demasiado tiempo, dispondrás de una buena entrada para poder enlazar.

  1. No me seáis cutres usando el «pincha aquí» y usa mejor textos descriptivos. Usa unas palabras que describan el artículo. Sé de buena mano que, al principio, no todo el mundo lo conoce, pero a Google le gusta así. A demás, las personas que saben usarlo, le estarás dando una pista.
  2. Procura siempre que los enlaces que uses, sean los que más éxito tienen.
  3. No abuses de enlaces internos.
  4. Qué es más llamativo, ¿Una entrada llena de enlaces, o una entrada con un par de enlaces? Pues el resto del mundo piensa igual.
  5. Procura usar también recursos externos, harás que otras páginas conozcan tu existencia.

Espero que esta breve guía no sólo os ayude a comprender cómo optimizar los enlaces internos, si no, saber qué es. Por cierto, acordaos de pasaros también por mi artículo sobre cómo optimizar correctamente las URL.  

 

Call Now Button